Información del Sector:
Logistica y Manutención

Ultimas noticias de la industria

Todo lo que debes saber antes de comprar una carretilla elevadora embargada

  • 19 agosto, 2022
Operario revisando carretilla elevadora embargada
La compra de herramientas o vehículos profesionales debe estar planificada y alejada de cualquier impulso. Por eso, a la hora de pujar en una subasta por las carretillas elevadoras embargadas, es importante planificar la adquisición y tener en cuenta una serie de consejos que harán que no nos arrepintamos más adelante. Las carretillas elevadoras embargadas proceden, fundamentalmente, de empresas que han cesado su actividad. Por este motivo, es posible que las carretillas elevadoras hayan estado paradas bastante tiempo y no se les haya procurado el mantenimiento apropiado. Esta situación, en realidad, puede darse con toda la maquinaria que llega al mercado de segunda mano sin haber sido revisada.

Comprueba el correcto funcionamiento de la carretilla elevadora embargada

La inactividad de cualquier vehículo puede derivar en una descarga profunda de su batería, lo que podría llegar a inutilizarla. Por eso es importante, antes de dejarla aparcada durante un largo tiempo, cargar por completo el acumulador. De lo contrario, una carretilla elevadora embargada podría llegar al mercado necesitando una inversión en recambios. Para evitar este contratiempo, es fundamental comprobar que la carretilla elevadora embargada funciona perfectamente y no tiene daños estructurales que afecten a su correcto uso. Si la subasta tiene lugar en otra provincia, es una buena idea contar con un intermediario que pueda dar fe de que la carretilla elevadora embargada no presenta ninguna avería. Además de la batería, conviene revisar el estado de los siguientes puntos:
  • Bastidor. Comprueba que todos los elementos que sostiene, como el contrapeso, están firmemente sujetos.
  • Cabina. En ella hay varios elementos delicados, como los mandos o el asiento. Además, el tejadillo deberá estar en buenas condiciones, ya que es la principal protección del operario.
  • Mástil y horquillas. Es importante que estén en perfectas condiciones, ya que son el ‘músculo’ de la carretilla y se ocupan de subir, bajar y trasladar la mercancía de un punto a otro.
  • Frenos. Resulta fundamental comprobar que la carretilla elevadora embargada es capaz de frenar en cualquier situación.
  • Ruedas. No deben presentar un desgaste excesivo. De lo contrario, será necesario cambiarlas, con el coste que ello conlleva.

Ten en cuenta los posibles gastos añadidos

A la hora de comprar una carretilla elevadora embargada hay que tener en cuenta no solo el coste del propio vehículo, sino también otros gastos aparejados a la compra, como el transporte y los impuestos derivados de la adquisición que habrá que abonar. Además, igual que ocurre en cualquier bien adquirido mediante el método de subasta, es importante comprobar previamente que la carretilla elevadora embargada está totalmente libre de cargas. De este modo se evitan futuros pagos asociados a deudas. Además, es interesante contar con la documentación original de la carretilla elevadora embargada, ya que podrá hacer falta en distintas ocasiones en el futuro. Si estás interesado en comprar o alquilar una carretilla elevadora en Zaragoza, ¡no dudes en llamar o escribirnos! Estaremos encantados de asesorarte.
Llamanos ahora Llamanos
Volver arriba